Música de viernes: Darina Rolincová – Slávik a ruža


Darina Rolincová fue la niña cantante más famosa de Eslovaquia en los años 80. En la actualidad tiene el nombre artístico Dara Rolins y sigue cantando.

EL RUISEÑOR Y LA ROSA

Voy a contarles un cuento
hallado por alguien bajo una azalea.
El cuento empieza así: „Hubo un castillo…“

Hubo un castillo en el fin del mundo
No sé exactamente dónde se encontraba
Una tarde a fines del verano
empezó el baile en un jardín de rosas

Las flores se lavaron los ojos con el rocío
para estar bonitas cuando llegue el rey
Y cuando la Luna y la noche tintinearon las copas,
cantaron en voz baja:  viva el baile

Todos se divertían, bailaban y saltaban
cuando la orquesta de pájaros tocaba la música
Solo un ruiseñor en un rincón oscuro
lloró por una pequeña rosa que él quería

Rosita mía, ¿por qué me haces sufrir
si quiero cantarte, si quiero tocarte la música?
Dame un pétalo, te lo vas a perder
Yo te regaré porque te quiero

La rosa blanca corrió del campo
y se paró en el rincón de la sala
Las flores sienten también cuando el amor les llama
y cuando las riegas, florecerán con agrado

Nadie sabía qué iba a pasar,
el únco testigo fue la luna llena
La rosa se olvidó de sus manos agudas
y una espina atravesó el pequeño corazón

Por la mañana cuando las flores volvían a casa,
hallaron al ruiseñor dormir el sueño eterno
Todas lloraron sobre su tumba
donde floreció un arbusto de rosas

Después de oír esta canción seguro ya saben
cómo van las cosas en el mundo.
Cuando vayan donde crecen las flores,
no se aprieten muchos a ellas, es que a veces pinchan.

Descargar en formato PDF


SLÁVIK A RUŽA

Prichádzam s rozprávkou,
ktosi ju našiel pod malou azalkou.
Tá rozprávka začína : „Bol jeden kaštieľ…“

Bol jeden kaštieľ na konci sveta
Dnes už vám nepoviem, kde presne stál
A v jeden večer na sklonku leta
v ružovej záhrade začínal bál

Kvietky si oči umyli rosou,
aby sa páčili, keď príde kráľ
A keď si štrngli Mesiačik s nocou,
tíško si nôtili: nech žije bál

Každý sa bavil, šantil a skákal,
keď vtáčí orchester do tanca hral
Len v kúte tmavom slávik sám plakal
za malou ružičkou, ktorú rád mal

Ružička moja, prečo ma trápiš,
keď ti chcem zaspievať, keď ti chcem hrať?
Lupienok daj mi, skôr, než ho stratíš
Budem ťa polievať, veď ja ťa rád

Ružička biela vybehla z poľa
a v kúte dvorany ostala stáť
Aj kvietok cíti, keď láska volá
a keď ho poleješ, odkvitne rád

Netušil nikto, čo sa tu stane,
jediným svedkom bol mesačný spln
Zabudla ruža na ostré dlane
a malé srdiečko prepichol tŕň

Keď ráno kvietky išli späť domov,
našli spať slávika svoj večný sen
Plakali všetky nad jeho hrobom,
na ktorom rozkvitol ružový ker

A z tejto pesničky už iste viete,
ako to chodieva na tomto svete.
Ak večer pôjdete, kde ruže kvitnú,
hneď sa k nim netlačte, občas i pichnú.

Anuncios

Comparte tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s