¿Es realmente pequeña Eslovaquia?


Eslovaquia es un país pequeño. Con este cliché empiezan muchísimos artículos sobre Eslovaquia, incluso en este blog. Es como si todos lo hubiéramos aprendido así y las palabras Eslovaquia y pequeño ya no pueden usarse una sin la otra. Es como una obsesión. Incluso lo usamos en el turismo: Slovakia – little big country. Eslovaquia – un pequeño gran país.

Como si fuera una ventaja, algo de que estemos orgullosos y quisiéramos que todo el mundo lo supiera. ¿O tal vez no es orgullo, sino un defecto? Pues no me parece que lo digamos orgullosos. Y muchas veces sigue un “pero”: Eslovaquia es un país pequeño, pero… Suena bastante negativa la primera parte.

¿O bien es una excusa? No podemos ser buenos porque somos un país pequeño. No esperen que hagamos algo grande, si somos un país pequeño. No quieran que seamos un ejemplo para los demás, ¿no ven que somos un país pequeño? Una migaja caída en el mapamundi nos cubre por completo. ¿Qué importa Eslovaquia en un mundo tan grande?

Pero, ¿realmente es un país tan pequeño? Eslovaquia queda en el puesto 127 de los 195 países en cuanto a la superficie. O sea que un tercio de todos los países del planeta son más pequeños que Eslovaquia y no veo ninguno de ellos sobreusar tanto esa palabra.

Vamos a ver algunas comparaciones:

En el mundo hispano, Eslovaquia tiene una superficie comparable con la de Costa Rica o República Dominicana.

Costa Rica                                                 51 100 km²
Eslovaquia                                                49 035 km²
República Dominicana                              48 671 km²

También con Aragón o con Quintana Roo.

Eslovaquia                                                 49 037 km²
Aragón                                                       47 719 km²
Quintana Roo                                            42 361 km²

De los países europeos son más pequeños por ejemplo Estonia (45 000 km²), Dinamarca (43 000 km²), los Países Bajos (42 000 km²), Suiza (41 000 km²) o Bélgica (30 000 km²). Yo nunca he oído a alguien decir que “Bélgica es un país pequeño, pero…” No, nadie habla así de Bélgica. Bélgica es Bélgica, y punto. Ni hablar de los miniestados como Luxemburgo, Mónaco o Vaticán. Dudo que alguien considere su tamaño como un defecto o que ellos mismos lo vendan a los turistas.

Tal vez no sea solo cosa de tamaño, sino de población. Eslovaquia tiene 5,4 millones de habitantes. Comparémosla con otros países:

En el mundo hispano es comparable con Paraguay, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica o Panamá.

Paraguay                                                    6 953 646 habitantes
El Salvador                                                 6 520 675 habitantes
Nicaragua                                                   6 262 703 habitantes
Eslovaquia                                                  5 426 252 habitantes
Costa Rica                                                  4 890 379 habitantes
Panamá                                                      3 814 672 habitantes

También con Valencia, Guanajuato o Puebla.

Valencia                                                     5 009 930 habitantes
Eslovaquia                                                 5 426 252 habitantes
Guanajuato                                                5 486 372 habitantes
Puebla                                                       5 779 829 habitantes

Los países europeos que tienen casi idéntico el número de habitantes son Dinamarca (5,7 millones), Finlandia (5,5 millones) y Noruega (5,3 millones).

El tamaño realmente no importa. Hay países grandes que son mucho más pobres y menos dichosos que Eslovaquia. Tampoco importa el número de habitantes, ya que Luxemburgo con su medio millón de habitantes es uno de los países más ricos de Europa.

Entonces, ¿qué nos hace falta para que dejemos de acentuar tanto estas características de nuestro país? Hablando muy en general, la gente no sabe nada de Eslovaquia, muchos ni siquiera saben que ya es un país independiente. Y a veces parece que nosotros los eslovacos tampoco estamos acostumbrados a que vivimos en un país independiente. Y que no sabemos cuál es nuestro lugar en el mundo.

Creo que lo que sí es pequeño es la autoestima de los eslovacos. Y el optimismo. Los extranjeros que han venido a vivir en Eslovaquia estarán de acuerdo conmigo que una de las preguntas más frecuentes que los eslovacos les hacen es: Por dios, ¿por qué quieres vivir aquí? ¿Cómo se te ocurrió?

Tenemos un complejo de inferioridad. Muchos eslovacos no entienden cómo alguien puede preferir Eslovaquia a otros países, cómo alguien puede considerar la vida en este país como una buena idea. Pero, ¿por qué? Si Eslovaquia es un país desarrollado, miembro de la Unión Europea, uno de los países dichosos donde la gente puede vivir una vida digna sin tener que luchar por la vida diariamente.

No es un país perfecto, pero los extranjeros que viven aquí confirmarán que la vida en Eslovaquia tiene su encanto. Y que no sabemos vender ese encanto a los turistas. Y aunque tratemos de mostrar que tenemos mucho que ofrecer, en el fondo del alma nosotros mismos no lo creemos.

tatry-slovakia

Deberíamos dejar de despreciar nuestro país. Miremos un poquito más hacia el occidente, a los checos que son todo lo contrario: orgullosos de su país, a veces incluso nos parecen un poco presumidos. Dos naciones “hermanas”, casi gemelas, y tan diferentes. ¿Será la consecuencia de la historia diferente de ambas naciones? ¿O es que la mentalidad diferente hace que veamos la historia diferente?

Los checos ven una historia de reyes, mientras los eslovacos hablamos de unos mil años de opresión por los húngaros – aunque en realidad nuestros antepasados coexistieron en paz con los húngaros, los húngaros nómadas aprendieron mucho de los agricultores “eslovacos”, y solamente los últimos 200 años fueron marcados por una opresión húngara. Nosotros también tenemos una historia de reyes. Durante 200 años Bratislava fue la principal ciudad de las coronaciones de los reyes húngaros.

Nos consideramos víctimas de la historia, aunque en realidad somos los vencedores, ya que conseguimos conservar nuestra cultura y lengua durante mil años a pesar de todas las influencias desfavorables.

No sé qué pretendemos conseguir con lo de “un país pequeño”. A lo mejor no sabemos qué otras características tenemos. A lo mejor tratamos de demostrar no a los demás, sino a nosotros mismos que somos una nación pequeña que no vale nada.

Creo que es hora de borrar de una vez la palabra pequeño de nuestro vocabulario, si queremos que el mundo llegue a conocernos, porque una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad. De otra manera seguiremos demostrando que ser pequeños es lo único que sabemos.

¿A ti te gusta el lema Slovakia – Little Big Country?

¿Crees que es bueno que Eslovaquia se presente principalmente como un país pequeño?

¿Qué característica de Eslovaquia consideras tú como más adecuada?

Anuncios

2 comments

Comparte tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s