El 46º aniversario de la invasión


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Andrej Kiska, Presidente de Eslovaquia

“A la ocupación de Checoslovaquia del 21 de agosto de 1968 la considero uno de los capítulos más oscuros de nuestra historia moderna. Los ejércitos de cinco países comunistascontrolados desde Moscú violaron brutalmente el derecho internacional. El ataque a nuestro país causó la muerte de decenas de nuestros ciudadanos y cientos quedaron heridos.

Las consecuencias de la invasión de agosto fueron trágicas para Eslovaquia. Muchas personas sagaces y educadas no querían vivir en un país ocupado y se fueron al libre extranjero. Miles de otros estuvieron despedidos del trabajo y sus hijos no tenían permitido estudiar. Desesperanza, resignación, pasividad, pena y, desgraciadamente, hasta denuncias a los seres queridos se divulgaron por el país en la era de la llamada normalización.

Esa época nos dejó el sabor de tragedias humanas, traición, falta de libertad, así como enormes daños en las propiedades y el medio ambiente. Recordemos las víctimas, no nos olvidemos de las causas y las consecuencias de la ocupación del agosto de 1968.  Apreciemos la libertad y la independencia que recobramos tras la caída del régimen comunista en 1989 y después de salir los últimos ocupantes en 1991.”

Robert Fico, Primer Ministro de Eslovaquia

“La idea por la que se caracterizaba la Primavera de Praga, encarnada en Alexander Dubček, la visión de la sociedad que sería civilmente libre y al mismo tiempo socialmente justa es inmortal y el apoyo de la mayoría de la sociedad eslovaca no disminuye, todo lo contrario.

Si el proceso de la renovación no hubiera sido detenido por fuerza por los ejércitos del Pacto de Varsovia, Checoslovaquia habría tenido la oportunidad para acercarse al ideal de una sociedad justa. En este sentido, el proceso de renovación y su violenta detención son una referencia para nosotros en la que debería basarse el conocimiento para nuestras acciones y decisiones.”

Pavol Frešo, presidente del SDKÚ

“Este día, cuando en Eslovaquia conmemoramos el trágico aniversario de la ocupación disfrazada de una “ayuda de hermanos”, deberíamos recordar toda la gente [que vivió lo mismo]. Desgraciadamente, hay que estar siempre alertos porque ni siquiera el año 1989 frenó a los iniciadores de estas “ayudas de hermanos” a la gente que no las pidió.”

Libertad y Solidaridad, partido político

“Con respeto recordamos a la gente que perdió la vida [por la invasión]. Entendemos a aquellos que emigraron, pero también a los que se quedaron en Checoslovaquia y vivían sus vidas amargas en falta de libertad.”

Ľudovít Kaník, diputado del SDKÚ

“La invasión en 1968 es uno de los capítulos más oscuros de nuestra historia. Fue ataque contra un estado soberano y lo mismo está ocurriendo ahora en Ucrania. Ningún país puede justificar la invasión en el territorio de otro país con el argumento que se encuentra cerca y tiene sus intereses allí. La gente que aprueba lo que Rusia está haciendo en Ucrania, apruebaasí la invasión en agosto de 1968.”

Tatiana Rosová, alcaldesa de Bratislava – Staré mesto

“Aquello que pasó en agosto de 1968 está pasando ahora cerca de nuestra frontera. De nuevo, el agresor es la misma potencia que antes, solo que justifica sus motivos de otra manera. Al recordar el año 1968 deberíamos recordar también a Ucrania.”

Ján Figeľ, presidente del KDH

“El agosto de 1968 nos enseña que la libertad no es algo obvio. En actualidad, Eslovaquia es un país libre y forma parte de la Europa unida.”

 

Fuente: topky.sk, prezident.sk

Anuncios

Comparte tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s