Todos los Santos, Día de los Difuntos y Halloween eslovaco


El día 1 de noviembre en Eslovaquia es el día de Todos los Santos y es un día festivo. El día siguiente, el 2 de noviembre, se celebra el Día de los Difuntos, llamado también las Almitas (Dušičky). 

Mientras el primero es una fiesta cristiana dedicada a todos los santos, el Día de los Difuntos es una fiesta de origen pagano. Igual que la Navidad, estos días en Eslovaquia  se celebran en paz, en silencio, con un poco de nostalgia.

Sviatok všetkých svätých

bystrica.sme.sk

Durante estos días, las familias visitan los cementerios, arreglan las tumbas de sus difuntos familiares y amigos, les traen flores, coronas de flores, lámparas y velas. Pasan un rato recordando a sus seres queridos y les dedican una oración. Así demuestran a los difuntos que no los han olvidado.

En estas fechas hay días libres en las escuelas porque mucha gente viaja a otras partes de Eslovaquia para visitar los cementerios donde están enterrados sus familiares. Los cementerios en todo el país están iluminados con la luz de las velas y llenos de gente, pero tranquilos.

dusicky

Cementerio en la ciudad de Martin (fotky.sme.sk)

Las raíces cristianas de esta fiesta datan del año 998 cuando fue implantada por un abad benedictino en Francia llamado Odillo. Sin embargo, sus raíces paganas son más antiguas.

La idea viene de los Celtas quienes creían que la noche del 1 de noviembre fue la frontera entre el mundo de los vivos y el mundo de los muertos. Los antiguos eslavos también creían que ese día las almas de los muertos salían del purgatorio y volvían al mundo.

Výsledok vyhľadávania obrázkov pre dopyt slovania dušičky

najmama.aktuality.sk

Por eso, las familias llenaban las lámparas con mantequilla para que las almas pudieran untar con ella sus quemaduras del infierno y todos bebían leche para que las almas se entibiaran.Se creía que las almas y los espíritus se presentaban a la misa de medianoche y nadie podía interrumpirlos.

Las amas de casa hacían pasteles de harina blanca para los señores y pasteles de harina negra para los súbditos.El 1 de noviembre se hacían pasteles en forma de cruz llamados huesos de los santos y el 2 de noviembre se hacían pasteles cuadrados con un relleno dulce – estos se llamaban las almitas y se regalaban a los pobres, camino a la iglesia y al cementerio.

Cementerio

ephoto.sk

Los eslavos también adoptaron la creencia celta de que las almas querían apoderarse del mundo y la gente se protegía contra ellas con luces – primero eran carbonos y más tarde calabazas entalladas e iluminadas por una vela en su interior. Estas calabazas se llamaban Svetlonos, o sea el que trae la luz. 

Y aunque muchos eslovacos se resisten a adoptar las tradiciones del Halloween estadounidense, la verdad es que el tallar las calabazas es parte de nuestra propia herencia cultural, aunque muy lejana.

Výsledok vyhľadávania obrázkov pre dopyt slovania svetlonos

Fuentes: plnielanu.zoznam.sknajmama.aktuality.sktlacovespravy.sme.sk

Anuncios

Comparte tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s